• marioladomenech899

ESPIGAS!!! Help!



¿Pero cómo ha llegado eso hasta ahí?


Es la típica pregunta que se hace el dueño con cara de incrédulo cuando le sacamos a su mascota una espiga de los oídos, de la nariz o incluso de la lengua.


Estas son las de un maxilar



El último caso y que nos impresionó tanto a nosotras como a su propietario es el de Menut.







11 ESPIGAS en un maxilar














9 en el otro













1 atravesando la lengua







Lo más sorprendente era que el perro comía, lo único extraño que había notado su dueño era que salivaba más de lo habitual.





Tampoco hay que volverse loco, simplemente revisad las patitas después del paseo y si veis que estornuda o se sacude mucho la cabeza, acudid a la clínica.

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo